Las obras de arte siempre han estado expuestas al plagio, la copia, o la réplica. Esta mañana muchos ciudadanos de Nueva York han sido testigos del paso de una réplica gigantesca del David de Miguel Ángel. Esta obra de más de 10 metros de fibra de vidrio viajó por la ciudad en un remolque abierto cuyo destino final es el Museum Hotel, en Louisville, Kentucky. El autor de la obra es el artista turco Serkan Oskaya.

Mientras tanto, en Madrid, disfrutaremos de la “otra Gioconda” hasta el día 13 de marzo, fecha en la que será trasladada al Museo del Louvre, allí será exhibida con motivo de su participación en la exposición ‘La última obra de Leonardo da Vinci. La Santa Ana.

Esta copia llevaba más de 14 años colgada en las paredes del Museo del Prado, hasta que un análisis técnico concluyó que se trataba de la primera copia realizada de la genial obra de Leonardo Da Vinci.

Afortunadamente, la tendremos de regreso en el Prado el próximo mes de junio.

Anuncios