Algunos de los logotipos más reconocidos y famosos tienen detrás una sencilla y curiosa historia. Sobre la historia de la famosa “manzana mordida” de Apple hay varias teorías, aunque la más cercana a la realidad cuenta que pudo ser una referencia bíblica a la historia de Adán y Eva, y la manzana representa la fruta del árbol de la ciencia. Los colores hacen referencia al ordenador Apple II que contaba con monitor a color.
El muñeco gordo de Michelín nació a partir de un montón de llantas apiladas en las bodegas del señor André Michelín en 1894, donde el creativo señor O’Galop vió y plasmó la forma de un hombre hecho a partir de neumáticos. Los neumáticos en un principio eran delgados y con el tiempo fueron haciendose gruesos, pues en un principio la empresa fabricaba únicamente neumáticos para bicicletas.
En cuanto a los logos de los automóviles, hay una gran diversidad de historias en el origen de los mismos. Los cuatro anillos del logo de Audi representan a las cuatro compañías que se fusionaron y originaron la mundialmente conocida como Audi. BMW, por otro lado, simboliza una hélice en movimiento con el azul del cielo de fondo, a su vez representa los colores de la bandera bávara.

Mercedes era la hija de uno de los fundadores de la marca del mismo nombre. Paul y Adolf Daimler, hijos de otros de los fundadores, quisieron dejar su impronta familiar. Recordaron que su padre había pintado una estrella de tres puntas sobre su casa en una postal. En ella, decía que la estrella, símbolo de su ambición por crear un motor que impulsara por tierra, mar y aire, brillaría algún día sobre su factoría, y así fue.

La historia de los logos es interminable y, como el diseño de logotipos e imagotipos es otra de nuestras pasiones ya regresaremos con más historias.

Anuncios