Así se las gasta la marca de pan Villaggio para situarse en la mente de los consumidores que deciden comprar el producto. Es, como poco, una forma curiosa de promocionar el espíritu italiano de la marca. ¿Cómo hubieras reaccionado tu? Atento a la respuesta de la gente en el supermercado:

gondolero

Anuncios