Estos chicos si que aprovechan las oportunidades. Resulta que un cliente les pagó con una considerable cantidad de botellas de vino y decidieron hacerlas suyas vistiéndolas con una original etiqueta impresa con vino, que no fue nada fácil de producir. Probaron una y otra técnica hasta que dieron con el proceso que hizo del vino una pasta con consistencia suficiente para poder imprimir.

Aquí podéis ver un vídeo del proceso. Nosotros, desde luego, lo compraríamos.

 

LadyWeb_Tintadevi_03

Anuncios