El mundo del marketing y la publicidad ha experimentado numerosos cambios en los últimos años con la irrupción de las estrategias digitales. Hemos llegado, incluso, a situaciones increíbles por absurdas en las que algunas empresas se han volcado a nivel presupuestario en campañas digitales sin saber muy bien con qué objetivo, tan sólo porque estaba de “moda”, y era lo que había que hacer.

Tradicionalmente, las campañas publicitarias se diseñaban para los soportes convencionales off line: prensa, radio, televisión, publicidad exterior, acciones de mailing directo, teniendo claros los objetivos de negocio que se pretendían alcanzar. Pero en los últimos años hemos contemplado muchas acciones de comunicación y marketing digital que han resultado fallidas porque las empresas que encargaban las mismas no tenían claro ni cómo, ni adónde pretendían llegar con las mismas.

ikea-pink-small-44959-495x700

Igualmente, hemos asistido a la explosión de los perfiles sociales de empresas, en algunos casos porque “había que estar”, pero sin tener ni idea de cuál era el objetivo de esa presencia, ni qué profesionales debían acometer esas funciones.

Estar al día de las nuevas estrategias de comunicación, marketing, publicidad y venta es una cosa, pero lanzarse a mundos desconocidos es otra. Por eso recomendamos prudencia a la hora de elegir los soportes de nuestras campañas.

Anuncios