Resulta incomprensible la caída en el olvido de Nikola Tesla, dada la enorme trascendencia de su trabajo, comparable a la de sus rivales Thomas A. Edison y Guglielmo Marconi.

Hoy, 7 de enero de 2015, se celebran 70 años de la muerte de este genio marginado por la historia, padre de la corriente alterna y la radio. También fue pionero en tecnologías visionarias para su época como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad.

La exposición que le hace honor en Fundación Telefónica, calle Gran Vía, 28 de Madrid, “Nikola Tesla: suyo es el futuro”, no sólo recupera la figura de Tesla, sino que recoge una muestra de lo registrado en la última década por artistas, científicos, internautas, blogueros, museos, empresas y entidades de todos los rincones del mundo.

Una exposición que permanecerá en Madrid hasta el 15 de febrero y que recogerá actividades paralelas para conocer en profundidad el mundo que gira alrededor de esta figura.

ba18008513e20727c127f9be2ed91e3f

Anuncios