Está bien que haya diferencias en el diseño del packaging de los productos dirigidos a mujeres y a hombres, así como cuestiones de funcionalidad y uso, pero ¿sabías que ellas pueden llegar a gastar 1.300 dólares anuales (el equivalente a 1.165€) más que ellos en productos similares? Ejemplos de esto: un paquete de cinco cuchillas de afeitar desechables para ellas cuesta 1,80. Un paquete de diez para ellos alcanza los 1,72. Un gel de afeitado de 200 ml para ellas cuesta en un supermercado 2,61 euros. Si es para él, esos 200 ml de gel cuestan 2,34 en el mismo comercio.

Hace años que esta “tasa” está presente en el mercado, y fue el año pasado cuando en Francia, la ONG Georgette Sand, recogió miles de firmas en Change.org y consiguió que retiraran algunos productos de una cadena de supermercados. La socia fundadora de la compañía de comunicación Ellas deciden, salió al mercado a observar si esto ocurría en España, y así es, ocurre también en las peluquerías, las tintorerías y otros comercios. Los establecimientos para mujeres suelen ser más caros.

Todavía no sabemos si esto llegará a las autoridades, quizá sea cosa de hacerlo saber, concienciar y de dejar de comprar productos en desigualdad de precio bajo las mismas características. #notbuyingit

Anuncios