Si vuestra página web se ha quedado cierto tiempo estancada con un mismo diseño, es probable que éste necesite ser renovado y adaptado a nuevas tendencias o funcionalidades, puesto que el mundo digital está en constante cambio.

Os vamos a hablar de los motivos principales por los que se le debería dar una pequeña vuelta a una página web:

   1. Imagen e identidad:

Una página web responde a una empresa, persona o marca, y el diseño y valores de la página deben ser fieles a la entidad que quiere representar. Rediseñar una página puede significar darle un buen lavado de cara a la imagen de una marca.  Dentro de este punto, habría que valorar cambios de:

  • Imágenes o ilustraciones: estas deben transmitir tus valores, ser de una calidad aceptable (siempre pensando en resolución de pantalla) y ser acordes con el contenido de la web. Una forma sencilla es buscar en bancos de imágenes, donde existen un sinfín de recursos.
  • Imagen corporativa: es importante actualizar una web cuando existan cambios en la representación gráfica de tu empresa. Un cambio de logotipo debería incluir una vuelta a la página web, por ejemplo. Así como adaptar las tipografías, colores, formas…

   2. Diseño y estructura:

Un buen motivo para rediseñar una web es que ésta ha quedado desfasada, tanto visualmente, como en su lenguaje de programación. Esto último puede influir en una estructura muy pesada con mucho tiempo de carga de contenidos.

Lo que está claro es que las tendencias digitales van cambiando, y tener una web estéticamente atractiva la hará mucho más visible y navegable para los usuarios.

   3. Adaptabilidad:

Un caso muy común es el de las páginas web sin diseño responsive. Es decir, con un diseño creado únicamente para pantalla de ordenador, sin una correcta visualización para otros dispositivos, lo que hace que la navegación desde smartphones o tablets sea complicada e incómoda.

Es muy importante tener una web adaptada para los usuarios móviles, dado que la mayor parte del tráfico viene dado por estos dispositivos.

   4. Contenidos:

Es probable que, si llevas tiempo sin actualizar tu web, también los contenidos estén algo desactualizados o necesiten un nuevo enfoque. Esto es importante, no solo para los usuarios, sino para el posicionamiento SEO. Pues Google da cierta prioridad a los contenidos actualizados.

   3. Crecimiento y desarrollo:

Cualquier tipo de crecimiento o expansión de negocio, debe tener su referencia dentro de tu página web, para demostrar que se trata de una empresa activa y con movimiento.

En este punto también hablamos de dar el salto a nuevas experiencias como ventas por internet, donde la página necesitaría una tienda online.

 

Sin duda, hay muchos motivos para replantearse un nuevo diseño o estructura de la página web de tu empresa. Por supuesto, os recomendamos elegir a profesionales que tengan claro los cambios, valores e imagen que vuestra web necesita.

Y, si esto os anima a dar el paso, en Oklok estaremos más que dispuestos a ayudaros y aconsejaros para conseguir la web que más se adapte a vuestras necesidades o de vuestra empresa.

Anuncios